Confundir el nombre de tus hijos es señal de que los amas

Es muy frecuente que las madres llamen a todos sus hijos menos al indicado

No creo que exista una mamá en el mundo que no haya pasado por esto, a menos claro, que sólo tenga un hijo. En el momento que llamas la atención a uno de tus hijos cantas el nombre de todos menos el suyo. Y pues el regaño se va al carajo, te desesperas y terminas gritando “¡Tú, limpia ese cochinero!”.

Al respecto hay una buena noticia y es que un estudio publicado por el diario Memory and Cognitions preguntó a 1700 personas si alguna vez habían sido llamados por un nombre incorrecto o lo habían hecho ellos mismos, y después analizaron la relación entre las personas involucradas en la confusión.

Los investigadores encontraron que los errores más comunes son cometidos por las madres hacia alguno de sus hijos, y que el porqué ocurre no tiene nada que ver con que las personas se parezcan físicamente o que sus nombres suenen similares, sino que la memoria de ambas personas es almacenada en la misma red semántica.

Por lo que es muy poco probable que una madre confunda el nombre de sus hijos con el de una compañera de trabajo.

Pero sí que llame a su hijo con el nombre de otra hija o viceversa. En otras palabras, las mamás solemos confundir el nombre de nuestros hijos porque los amamos por igual.

Con esta explicación se acabaron los reproches de “mamá quieres más a ‘fulano’” o que tus hijos se rían por que ya te dio el Alzheimer.

Así que no te alarmes es señal de que eres lo suficientemente afortunada por tener y amar a más de un ser querido y que se encuentra en torno tuyo.